Vive con calidad tu menopausia

La menopausia suele llegar a mitad de la vida de una mujer, cuando aún quedan muchos años por delante, pero ya hace también algunos que las cosas han cambiado en el cuerpo y en la mente. Afortunadamente, ni la menopausia es una enfermedad, ni tampoco la vejez. Así es que vamos a quitarnos esa imagen de señora mayor con moño y vamos a vivir con normalidad esta nueva fase.

Sí, el cuerpo nos dice que pasamos a otra etapa, en la que ya no nos vamos a reproducir. Estamos algo más cansadas, nos cuesta dormir y no nos activamos sexualmente tan rápido como antes. Pero eso no es ningún problema, solo es una fase nueva a la que hay que enfrentarse.

¿Qué podemos hacer para vivir con calidad la menopausia?

Puesto que tanto la menopausia como el envejecimiento son inevitables, se pueden hacer dos cosas, una es asumirlo y la otra intentar que sus efectos sean lo más leves y se retrasen lo máximo posible. Si no lo hacemos así, es fácil que caigamos en el decaimiento, la ansiedad y lo que es más grave, la depresión.

Lo primero que notaremos serán cambios en el ciclo menstrual, que se volverán irregulares. Es cuestión de ir preparadas siempre por lo que pueda ocurrir y ya está. Los problemas de sueño también son propios de la etapa que rodea a la menopausia. Bien, una adecuada alimentación y ejercicio regular servirán para paliar este problema, al igual que los sofocos, el síntoma estrella de una mujer menopaúsica. Este último se puede solucionar vistiendo a capas, para ir quitando prendas cuando aparezca el sofoco, sin olvidar el socorrido abanico.

La sequedad vaginal, la caída de la libido tienen fácil solución con productos tópicos y sobre todo utilizando el órgano más erótico que tenemos: el cerebro. Hay que aprovechar que ya no hay riesgo de embarazo y que conocemos bien nuestro cuerpo y nuestras necesidades. Pese a lo que pueda pensarse, casi todos los problemas sexuales en este periodo se alivian practicando sexo con frecuencia.

Puede que muchos de los síntomas del climaterio y la menopausia alteren nuestra vida diaria, como en cualquier otro momento y lo único que hay que hacer es adaptarse. Solo es cuestión de cuidarse, que si no lo has hecho hasta ahora, ya toca:

  • Aliméntate bien con una dieta saludable para evitar la osteoporosis, el colesterol y la tensión arterial alta.
  • Elimina alcohol, sal, tabaco y café de tu dieta y si es necesario toma suplementos adecuados.
  • Haz ejercicio, aeróbico, de peso, estiramientos y de equilibrio, como Yoga o Pilates.
  • Dedícate tiempo para actividades que te ayuden a liberar el estrés.
  • Hazte revisiones y acude al médico ante cualquier síntoma extraño para prevenir cualquier posible patología y atajarla a tiempo.

Y sobre todo, quiérete, porque sigues siendo la misma, tengas o no la regla, y además los años dan un valor añadido a tu persona.

Imagen: Ben White

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*