La caída de la libido en la menopausia: ¿por qué ocurre?

Los cambios hormonales que se producen en la menopausia también pueden afectar a la esfera sexual, hasta el punto de alterar no sólo el cuerpo sino también la mente. Y todo por una caída de la libido, del deseo sexual.

Este es un factor que a menudo puede afectar negativamente a la autoestima y perturbar la relación con nuestra pareja, especialmente si no puede entender los cambios que estamos experimentando, contribuyendo a un mayor estrés.

Sin embargo, se puede recuperar de nuevo el deseo sexual, con la ayuda de nuestra pareja.

¿De qué depende la disminución del deseo sexual?

Durante la menopausia, se producen toda una serie de cambios hormonales que conducen a una disminución de la libido, es decir, el deseo sexual deja de ser intenso.

El estímulo biológico a la sexualidad está orientado a la reproducción, y por ello los factores hormanales hacen que desaparezca cuando la mujer ya no es fértil.

Por lo general, la disminución de la libido comienza antes de la menopausia, alrededor de los 40 años y está relacionada con varios factores como:

  • La progresiva disminución de las hormonas masculinas, en primer lugar la testosterona, una hormona responsable de estimular el comportamiento sexual
  • la influencia del cambio hormonal en la producción de dopamina, uno de los neurotransmisores más importantes para la actividad sexual
  • la disminución de la serotonina, otro neurotransmisor sensible a la acción del estrógeno y que también actúa en la esfera sexual, el sueño, el hambre y el estado de ánimo

¿Cuáles son los otros trastornos relacionados con la disminución de la libido?

La disminución de la libido también puede ser consecuencia de los problemas que pueden producirse durante el acto sexual.

En la menopausia, la menor cantidad de estrógeno en el cuerpo lleva a una disminución del suministro de sangre a la vagina, reduciendo así la capacidad de estimulación del propio órgano y la capacidad de alcanzar el orgasmo.

Los bajos niveles de estas hormonas y el adelgazamiento de las paredes vaginales provocan una reducción de la lubricación que lleva a la sequedad vaginal, una condición que, junto con una menor elasticidad, puede hacer que el coito sea más difícil y doloroso, lo que puede llevar a querer evitar mantener relaciones sexuales.

También hay que tener en cuenta que con la edad el pH vaginal tiende a hacerse más básico, exponiendo las zonas íntimas a problemas e infecciones bacterianas que tienen un impacto negativo en la vida sexual:

  • quemaduras
  • picazón
  • cistitis
  • incontinencia urinaria

Soluciones para la disminución de la libido en la menopausia

Hemos visto que las alteraciones hormonales en la menopausia también pueden provocar una disminución de la libido como resultado de alteraciones en los mediadores del deseo pero, también a nivel estrictamente físico, por una disminución de la lubricación en la vagina que puede hacer que la relación sea dolorosa.

Cuando la disminución de la libido se añade a la ansiedad, el estrés y la baja autoestima, puede acentuar aún más el problema.

¿Caida del deseo? Unos consejos para reactivarlo

  • Habla y comparte tus preocupaciones con tu pareja, para encontrar una nueva y satisfactoria intimidad de forma natural
  • La confianza en tu pareja te ayuda a enfrentar y superar tus miedos
  • La complicidad e intimidad de una pareja son ingredientes fundamentales para la vida sexual, más allá del rendimiento
  • El uso de lubricantes vaginales durante el coito es un apoyo útil para que la relación sea menos dolorosa y recuperar el placer y las ganas
  • El consumo de plantas basadas en fitoestrógenos como la racemosa cimicifuga o plantas basadas en fitoestrógenos, como las isoflavonas de soja pueden contrarrestar los trastornos de la menopausia incluso en la intimidad, ayudando a regular los niveles hormonales
  • El ginseng o la damiana con acción tónica en caso de cansancio físico y mental también pueden ser un apoyo útil en la intimidad. Pide a tu médico que te aconseje sobre su uso.

La vida sexual siempre es importante en la vida de una mujer, incluso en la menopausia, cuando a menudo hay que aprender a vivir una nueva vida sexual, diferente tal vez, pero que siempre debe ser satisfactoria.

Junto a tu pareja tienes que encontrar esa nueva intimidad de forma natural y ser felices y estar satisfechos sexualmente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*