El té verde: propiedades y beneficios para nuestro organismo

El té verde tiene numerosas propiedades que pueden ayudar a nuestro cuerpo a mantener el bienestar adecuado. También en la menopausia.

El té verde tiene numerosas propiedades que pueden ayudar a nuestro cuerpo a mantener el bienestar adecuado. También durante la menopausia.

En la menopausia, la disminución de las hormonas femeninas determina, desde el punto de vista físico, un cambio real que nuestro cuerpo siente cada vez más a medida que envejecemos.

En general, en esta etapa de nuestras vidas tenemos que cuidarnos con más esmero, aunque en la menopausia muchas mujeres suelen descuidarse, no prestan atención a su dieta y no practican ninguna actividad física.

Pero es justo en esta etapa cuando debemos aumentar el cuidado:

  • hidratarnos más, ya que nuestra piel se vuelve mucho más delicada y fina y tiende a deshidratarse más rápido
  • abandonar los malos hábitos como el alcohol y el tabaco y evitar los ritmos estresantes y agitados
  • dedicarnos a una actividad deportiva que nos ayude a mantenernos física y mentalmente sanas
  • comer más sano, prestando atención a la dieta y aumentando la ingesta de sustancias naturales beneficiosas para nuestro cuerpo

Entre las sustancias que ayudan a nuestro cuerpo a mantener el bienestar durante la menopausia se encuentran las contenidas en el té verde, una bebida cada vez más utilizada en Occidente gracias a sus numerosas propiedades saludables.

Los beneficios del té verde contra los trastornos de la menopausia

El té verde es una infusión de origen antiguo, muy consumida en China y en Japón, en donde es la bebida más consumida. Tomado en la comida, caliente, en lugar del agua mejora la función digestiva e intestinal.

Pero el té verde no sólo ayuda a la digestión, también es rico en sustancias naturales que son buenas para nuestra salud y pueden promover nuestro bienestar durante la menopausia.

El té verde contiene polifenoles, bioflavonoides, taninos, vitaminas y sales minerales, todos ellos compuestos con múltiples propiedades beneficiosas..

Esta bebida puede ayudarnos a encontrar el equilibrio físico y mental adecuados.

Efecto antioxidante

La mayoría de los ingredientes activos de las plantas que contienen las hojas de té verde tienen la capacidad de contrarrestar y reducir el efecto de los radicales libres, sustancias que causan el envejecimiento celular de los tejidos de nuestro cuerpo, como la piel.

Tomar el hábito diario de beber una taza de té verde podría ayudarnos a tener una piel más suave y tonificada, pero no sólo eso.

Las sustancias antioxidantes, como las catequinas que contiene, ayudan a mantener el cuerpo joven promoviendo la regeneración celular y contrarrestando el proceso de acumulación de sustancias tóxicas en los tejidos responsables del aumento de la aparición del cáncer.

Efecto sobre el sistema cardiovascular

Las propiedades antioxidantes del té verde pueden ayudar a prevenir la aterosclerosis.

Algunos estudios han puesto de relieve la capacidad de esta bebida, en particular las saponinas que contiene, para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas al disminuir los niveles de colesterol malo y triglicéridos en la sangre, dos sustancias que aumentan más fácilmente con la entrada en la menopausia y la disminución del estrógeno en nuestro cuerpo.

El té verde parece mejorar la actividad cardiovascular, promoviendo la síntesis del colesterol bueno. Un estudio publicado en The European Journal of Preventive Cardiology constantó que el consumo de té tres veces a la semana aumenta la esperanza de vida en 1,26 años.

Los datos se obtuvieron de más de cien mil adultos chinos, la mayoría hombres, fumadores y que bebían alcohol. De ellos un 31% tomaba té por lo menos tres veces a la semana. Después de 7 años de seguimiento el riesgo de enfermedades cardiovasculares relacionadas con la ateroclerosis en ese porcentaje era hasta un 30% menor que en la media y llega al 39% si el hábito se mantiene al menos 8 años.

Además, el uso del té verde promueve la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, gracias a la presencia del galato de epigalocatequina, una sustancia que actúa sobre el equilibrio del consumo de insulina por nuestro cuerpo.

Acción sobre el sistema inmunológico y el bienestar psicofísico

Las saponinas contenidas en el té verde son sustancias capaces de fortalecer el sistema inmunológico y tienen un fuerte efecto antibacteriano que puede ayudarnos a combatir las enfermedades más frecuentes a medida que envejecemos, especialmente las infecciones del tracto urinario a las que estamos más expuestos en la menopausia.

Además, la teanina, un aminoácido del té, ayuda a reducir el estrés psicofísico, mientras que la teína tiene una acción tónica y estimulante, aumentando la capacidad de concentración.

Las saponinas contenidas en el té verde son sustancias capaces de fortalecer el sistema inmunológico y tienen un fuerte efecto antibacteriano que puede ayudarnos a combatir las enfermedades más frecuentes a medida que envejecemos, especialmente las infecciones del tracto urinario a las que estamos más expuestos en la menopausia.

Además, la teanina, un aminoácido del té, ayuda a reducir el estrés psicofísico, mientras que la teína tiene una acción tónica y estimulante, aumentando la capacidad de concentración.

Estas sustancias, a diferencia de la cafeína presente en el café, tienden a liberarse progresivamente en el cuerpo, llevando a cabo una acción más duradera y menos agresiva en nuestro organismo.

Efecto en los huesos

Gracias a los numerosos minerales que contiene, entre ellos el manganeso, el zinc y el potasio, el té verde favorece la mineralización de los tejidos, muy importante para combatir la osteoporosis que suele producirse en la menopausia.

Efecto sobre el drenaje de los fluidos corporales y el metabolismo

El té verde es una bebida que ayuda a purificar los riñones y la diuresis del cuerpo. Algunos estudios han puesto de relieve su capacidad de actuar sobre el metabolismo gracias a sustancias como las metilxantinas, la teobromina y la teofilina.

Otros efectos beneficiosos

Además de ser rico en vitamina C, E, y carotenoides, precursores de la vitamina A, el té verde es capaz de contrarrestar trastornos como los calambres por deficiencia de potasio, las contracciones por falta de magnesio, incluso fortalece las uñas y el cabello gracias al zinc y promueve la reconstrucción de los tejidos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*