¿Cómo afecta la menopausia a la vista?

Hasta llegar la menopausia, un año entero sin la regla, van disminuyendo los niveles hormonales que producen cambios en el organismo femenino, también en la vista.

La menopausia suele producirse alrededor de los 50 años, momento en el que pueden comenzar los problemas en la vista. Lo más habitual es perder agudeza visual, la presbicia y también el Síndrome del ojo seco, que produce picores, irritación y sensibilidad a la luz. No es grave, pero sí molesto.

El Síndrome del ojo seco aparece porque la bajada en el nivel de estrógenos reduce la calidad y la cantidad de la película lagrimal del ojo, que produce sequedad, irritación y sensibilidad a la luz, que pueden ser especialmente molestos para las actividades diarias que se desarrollan delante del ordenador. El Síndrome del ojo seco puede dificultar el uso de lentillas. El especialista es el que tiene que diagnosticarlo y proponer el tratamiento adecuado.

La contaminación ambiental además de producir problemas respiratorios, afecta al Síndrome del ojo seco, debido a la baja humedad y los elementos químicos flotando en el ambiente.

¿Cómo prevenir el Síndrome de ojo seco?

Para paliar sus efectos es importante cuidar los ojos:

  • Proteger los ojos del sol, del viento y de cualquier producto tóxico en el ambiente
  • Limpiar los ojos con un producto adecuado
  • Mantener una distancia adecuada con los dispositivos electrónicos y parpadear con frecuencia para humedecer
  • Tener un sueño de calidad

¿Qué síntomas tiene el Síndrome del ojo seco?

  • Dolor
  • Ojos llorosos con exceso de lágrima
  • Aparición de protuberancias
  • Ojos rojos
  • Visión doble o halos
  • Pérdida de visión periférica
  • Aparición de un velo opaco

Si aparece cualquiera de estos síntomas o de forma repentina la visión disminuye, hay que acudir al oftalmólogo.

Otro problema que puede aparecer durante el climaterio es la visión borrosa, en ambos ojos o solo en uno. Los cambios hormonales hacen que la visión se vuelva desenfocada, opaca. Es habitual que al estabilizarse desaparezca. La visión borrosa también puede darse por fatiga ocular o cataratas.

La visión borrosa en ocasiones aparece con otros problemas oculares que no tienen relación con la menopausia, como la miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia. Los dolores de cabeza fuertes, como migrañas o jaquecas, suelen conllevar problemas de visión.

Por lo tanto, ante cualquier síntomas lo mejor es acudir al oftalmólogo para que se descarte cualquier otro problema que pudiera tener síntomas parecidos.

Las terapias de reemplazo hormonal pueden agravar enfermedades oculares anteriores o producir cambios en la visión.

¿Cómo prevenir la visión borrosa?

  • Dormir las horas necesarias
  • Si se utilizan gafas, que sean homologadas con la graduación correcta
  • Hacer ejercicios visuales para relajar la vista
  • Si se trabaja con dispositivos electrónicos, hacer pausas de 5 minutos cada hora para descansar la vista

Imagen: Sharon Mccutcheon

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*