Menopausia y corazón: atención a las proteínas animales

En la menopausia es esencial una dieta equilibrada, para mantener nuestro cuerpo en forma y sentirnos bien con nosotras mismas.

Algunos estudios advierten sobre el consumo de un alimento en particular, la carne.

Según los investigadores, las mujeres mayores de 50 años no deberían abusar de las proteínas de origen animal, porque provocaría problemas en el corazón.

Lo que dice la investigación

La investigación fue presentada a la Asociación Americana del Corazón por un equipo dirigido por el Dr. Mohamad Firas Barbour, del Hospital Memorial de la Universidad de Brown en Rhode Island.

Se analizaron los datos de más de 100.000 mujeres ya en la menopausia, de entre 50 y 79 años.

La dieta de todas estas mujeres fue analizada durante un período de 5 años (1993 a 1998), completando un cuestionario.

Como la información proporcionada por las mujeres podría no haber sido exacta, los investigadores usaron indicadores especiales para calibrar la ingesta diaria real de proteínas.

Las condiciones cardíacas de las mujeres que participaron en el estudio fueron monitorizadas hasta 2005. Al principio del estudio, no había mujeres con problemas de corazón, pero más tarde se descubrió de 1.711 tuvieron un paro cardíaco.

Las mujeres que habían tomado principalmente proteínas vegetales presentaron un riesgo menor que las que habían ingerido muchas proteínas animales.

Como dijo el Dr. Barbour:

«Aunque los resultados deben interpretarse con cautela, parece que seguir una dieta rica en proteínas puede aumentar el riesgo de paro cardíaco».

Según los investigadores, es posible afirmar que cambiando la dieta sería posible evitar este riesgo para la salud.

¿Cuáles son los alimentos recomendados?

A raíz de la investigación, la Asociación Americana del Corazón ha sugerido una dieta para todos que da prioridad a la fruta, las verduras, la harina integral, los productos lácteos bajos en grasa, la carne blanca, el pescado, los frutos secos, limitando al mismo tiempo el consumo de carne roja.

En particular, las mujeres menopáusicas deben adoptar algunos nuevos hábitos alimentarios:

  • hacer más comidas durante el día, pero más ligeras
  • evitar el alcohol, el café y el azúcar tanto como sea posible
  • beber mucha agua, al menos dos litros al día
  • limitar los condimentos y la sal
  • prestar especial atención a la ingesta de calcio

Y no olvidar que una dieta completa debe ir acompañada de una constante, aunque ligera, actividad física.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*