Que no te confundan los mitos sobre el sexo en la menopausia

La menopausia sigue siendo una gran desconocida, un asunto rodeado de mitos, incluso para las propias mujeres. Se la relaciona con la vejez, los sofocos, la irritabilidad y también con la inapetencia sexual, debido a la bajada de la libido.

Algo de eso hay. La bajada en el nivel de estrógenos tiene consecuencias en el organismo, los mencionados y algunos más, como mayor posibilidad de padecer problemas cardíacos, insomnio, osteoporosis, baja autoestima y problemas asociados con la actividad sexual, tales como la sequedad vaginal o infecciones.

Pero que esto ocurra no significa que no le pase a todas las mujeres con la misma intensidad, ni que sea algo definitivo o irreparable.

En cuanto al sexo, obviamente no se acaba con la menopausia. El sexo en la madurez es fantástico, muchos factores lo hacen más que interesante. Aunque ya no exista el vigor de la juventud, sabes lo que quieres, lo que quiere tu pareja, no hay riesgo de embarazo y posiblemente tienes más tiempo para disfrutar de todo esto y de tu vida en general.

Y si no tienes pareja, o simplemente porque te gusta, nada te impide disfrutar del sexo por misma. Aunque la masturbación se sigue viendo como un tabú, como una forma de sexo digamos incompleta, y para nada es así. Practicar sexo después de los 50 es algo normal y sobre todo muy beneficioso. Además de afianzar tu relación de pareja o contigo misma, relaja, facilita el sueño y mejora la sequedad vaginal. ¿Te parece poco?

Además, para practicar sexo no necesitas que haya amor. Si es así y es lo que buscas, estupendo, pero si no, solo necesitas un compañero para compartir, pasión y deseo sexual. No necesitas nada más. Algo perfectamente posible durante la menopausia, aunque ya no tengas 30 años. Solo tienes que comprobarlo.

Por cierto, ten en cuenta que hay más opciones que la penetración. El placer sexual se puede obtener de muchas maneras. No te obligues al orgasmo o al sexo tradicional. Deja volar tu imaginación, piensa en todo eso que no has hecho hasta ahora por vergüenza o por cualquier motivo. Ahora es tu momento.

No importa que ya no seas joven, o que tu cuerpo no sea el de tu juventud, recuerda que el órgano más erógeno de nuestro cuerpo es el cerebro. Si te sientes segura y tienes una buena comunicación con tu pareja, el sexo será maravilloso.

Imagen: Remy Loz

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*