Así afecta la menopausia a la voz

La menopausia es una etapa con grandes cambios hormonales que suponen una serie de cambios biológicos. Algunos son muy conocidos, sofocos, sudores nocturnos, insomnio, aumento de peso y tensión arterial, pero estos cambios también repercuten en la voz. La voz de una mujer es una octava, 12 semitonos, más aguda que la de un hombre, pero durante la menopausia la voz femenina se vuelve más grave.

Las mujeres tienen una laringe un 40% más pequeña que la de los hombres, también los pliegues vocales, y menor capacidad respiratoria, lo que hace que tengan habitualmente más problemas en la voz. Los cambios hormonales afectan a la salud de los pliegues vocales y las mujeres tienen fluctuaciones desde la pubertad, con la menstruación, el embarazo o la menopausia. Con los primeros cambios hormonales, crece y desciende la laringe. El descenso es de tres tonos, mientras que en un hombre es una octava. Una voz más grave no es un problema salvo que la voz se utilice de forma profesional, cantantes, locutoras, actrices, profesoras, abogados, telefonistas, vendedoras …

La Facultad de Educación de la UNED junto al Hospital Clínico San Carlos, ha creado el proyecto Voice Lab, liderado por la doctora, profesora de canto y cantante Filipa M.B. Lã, en el que se estudian los cambios en la voz femenina durante la menopausia.

A pesar de que es un estudio todavía en curso, se puede deducir de los resultados que durante la menopausia la voz femenina baja casi un tono.

Para comprobar cómo afectan estos cambios, las propias mujeres que participan en el estudio evalúan la percepción de su voz en el aspecto profesional, social, funcional, emocional y de autoconcepto. Las mujeres no se identifican con su voz y tampoco les gusta cómo está cambiando, aunque no hagan un uso profesional de ella. Y no tienen estrategias para superar estos cambios.

La doctora Lã asegura que el impacto de la menopausia en la voz es mayor de lo que se ha estudiado hasta ahora y que afecta más de lo que se pensaba en la vida social y profesional de las mujeres. Según los datos de su estudio, entre el 35 y el 46% de las mujeres tienen malestar y cambios en el timbre y el tono de la voz durante la menopausia, consecuencia de los cambios hormonales.

¿Por qué ocurre este cambio en la voz?

La doctora Lã explica que en los pliegues vocales, que vibran con el aire y crean el sonido primario de la voz, hay receptores de hormonas esteroides sexuales. Al producirse una bajada en el nivel de estrógenos durante la menopausia, se ven alterados los tejidos de estos pliegues, que ya no vibran el mismo número de veces por segundo, y se produce el cambio en el tono de la voz. La doctora cree que los cambios en la mucosa de los pliegues explicarían la fatiga vocal, la sequedad y los cambios de registro vocal en la menopausia.

Que la voz se vuelva grave no es una dificultad ni es un problema siempre que no afecte el trabajo de la mujer, porque además de a ella misma, la pérdida de calidad en la voz afectaría a sus oyentes.

Estos cambios sucedes sobre los 50 años, momento en que las mujeres son laboralmente activas, mientras que en los hombres sucede más tarde, cuando habitualmente ya no están trabajando.

La doctora Lã, quiere promover la investigación multidisciplinar este fenómeno, el impacto que el cambio de la voz y la gestión en las carreras profesionales pueda suponer para las mujeres y ofrecer un apoyo especializado y si es posible, ofrecer protección laboral a las afectadas

Hay otros factores externos, sociales, que afectan a los cambios en la voz, como la madurez personal, la responsabilidad social o el trabajo que desempeñen las personas. En el entorno laboral hay esfuerzo vocal continuado, muchas horas, con ruido, malas posturas que también afectan a la voz, tensión y estrés, aire acondicionado o tabaco.

Imagen: elli McClintock

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*