Andropausia, la menopausia masculina

Los hombres también tienen su menopausia, la andropausia. Entre los 40 años y 55 años su organismo sufre cambios hormonales, cuando comienzan a disminuir los niveles de testosterona, hasta prácticamente desaparecer con la edad. La testosterona es una hormona que se produce en testículos y glándulas suprarrenales. Es la principal responsable de la reproducción sexual del hombre, sus son equivalentes a las de los estrógenos femeninos.

Como ocurre con las mujeres esta bajada en el nivel de hormonas también produce una caída de la libido, del deseo sexual, que afecta a la persona y a la pareja, por la edad, y por el propio desgaste de la pareja. No obstante, si ocurre de forma repentina e inesperada hay que acudir al especialista, sin olvidar hacerse exploraciones periódicas para descartar otros problemas.

Cuando en una pareja coinciden en el tiempo menopausia y andropausia puede darse una pérdida de interés por el sexo, que no tiene realmente un componente físico, pero que sí está influído por los cambios que se producen con ambos procesos.

Si se pierde de forma repentina el interés por el sexo, es aconsejable hacer una analítica para averiguar el nivel de testosterona. Durante la andropausia pueden aparecer otros síntomas como:

  • Problemas de eyaculación
  • Pérdida de energía y tono muscular
  • Aumento del tejido graso en la zona del pecho y cintura
  • Sudoración
  • Trastorno en el sueño
  • Ánimo depresivo

La andropausia se produce por la bajada en el nivel de testosterona, así es que al igual que en la menopausia, los efectos en el organismo son inevitables. Influye también el estado de salud, el consumo de alcohol y de algunos medicamentos o factores hereditarios.

Esta bajada en la caída de los niveles de testosterona puede ser el detonante de problemas cardíacos u óseos.

La andropausia se puede paliar supliendo los niveles de testosterona que bajan, pero es importante llevar una dieta saludable, practicar deporte con regularidad y reducir el consumo de tabaco y alcohol. Hay factores como el sobrepeso que pueden agravar las consecuencias de la andropausia y de la salud en general.

Al igual que ocurre con la menopausia, la andropausia es una etapa, no una enfermedad, pero que requiere estar alerta a cualquier síntoma fuera de lo habitual.

Imagen: Renate Vanaga

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*